Make your own free website on Tripod.com
  La Piedra del sol

28 de octubre de 2005

Principal
Desplazados
La muerte es colorida, festiva y risueña
Huracanes, ola de destrucción
Peña Pobre
Tania Libertad
La Piedra del sol

 

 Semanario Propuesta/México, DF. 1996

ANGÉLICA BELTRÁN

 Uno de los vestigios prehispánicos más admirados y reconocidos no sólo en México sino en el mundo entero es el Calendario Azteca, también conocido como la Piedra del Sol. El significado de éste varía de acuerdo con las diferentes explicaciones de sus estudiosos.

 Una de las interpretaciones más aceptadas es la del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que lo considera un calendario solar, el cual constituye, a la vez, un monumento dedicado al culto del sol, el astro más precioso del universo según los aztecas.

 En el texto Los Aztecas; su historia y su vida, editado por el INAH, el autor  Carlos R. Morgain señala que la Piedra del Sol se refiere a uno de los mitos mexicas más importantes que explica el nacimiento del astro.

 Según ese mito el Sol y con él la humanidad han sido destruidos ya cuatro veces por catástrofes naturales, y estamos viviendo la época del Quinto Sol que, de acuerdo a la misma mitología, también será destruida.

 Ya antes estuvieron el “Sol tigre”, destruido cuando animales salvajes  devoraron a los hombres; el “Sol Viento”, que terminó cuando grandes huracanes azotaron la tierra; el “Sol Lluvia” extinguido cuando una lluvia de fuego cubrió el territorio, y el “Sol Agua”, acabado a causa de una gran inundación

 Estas catástrofes de alumbramiento y luego destrucción de los soles se hallan representadas en el calendario mediante las cabezas de los diferentes dioses: de la lluvia, el viento, el agua y el fuego.

 Con cada época que terminaba desaparecía el sol que la había alumbrado y la humanidad que había vivido ahí. El “Quinto Sol” desaparecerá, y con él la humanidad el día “4 temblor” cuando en el mundo se presenten fuertes temblores que lo destruirán todo.

A este gran monumento de culto se le llamó Piedra del Sol debido al disco central que muestra el rostro del sol. Ahí se ve al “Quinto Sol” sacando la lengua, con una venda en el tocado y orejeras; su nombre “cuatro hollín” se representa en la piedra con el jeroglífico de cuatro aspas unidas por unos óvalos.

 Calendario solar, otra explicación

             La Piedra del Sol también tenía la condición de calendario solar. Aquí cabría  precisar que el sistema usado por los mexicas para llevar la cuenta del tiempo es una herencia cultural antiquísima en Mesoamérica, que data de más de mil años antes de Cristo; esto quiere decir que los aztecas no inventaron el calendario que los regía.

             Como todo pueblo sedentario y agricultor, el mesoamericano tuvo que ajustar el calendario al movimiento del sol, es decir, al año solar: 365 días. Y cada 52 años los mexicas celebraban la fiesta del fuego, pues se creía que el mundo podía desaparecer llegado ese lapso, pues como lo contaba la tradición, ya había ocurrido cuatro veces. 

            En el Calendario Azteca están plasmados los diferentes tipos de escritura del pueblo mexica: la escritura jeroglífica (números), ideográfica (símbolos) y la pictográfica (dibujos).

             El poeta y filósofo mexicano, premio Nobel de literatura, Octavio Paz, se inspiró en este monumento de culto al sol para escribir uno de los poemas más reconocidos a nivel internacional en lengua española: Piedra de Sol.

             Esta escultura fue descubierta el 17 de diciembre de 1790 durante trabajos de excavación en la Plaza Mayor en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Está hecha de roca de basalto de las canteras meridionales del Valle de México, pesa aproximadamente 24 toneladas y su diámetro es de 3.58 metros. Se expone en el Museo Nacional de Antropología, ubicado en el Paseo de la Reforma y Gandhi.    


 

     

Principal | Desplazados | La muerte es colorida, festiva y risueña | Huracanes, ola de destrucción | Peña Pobre | Tania Libertad | La Piedra del sol

Este sitio se actualizó por última vez el 28 de octubre de 2005