Make your own free website on Tripod.com
  Perfume de Violetas

28/10/05

Principal
La crisis de valores
La conformación de la Nación Norteamericana
Perfume de Violetas
PRUEBA
Historia Antigua de México

 

Universidad Nacional Autónoma de México

Facultad de Filosofía y Letras

Semestre 2004-2

Angélica Beltrán

Dirección: Marysa Sistach
Guión: José Buil. México 2000. Formato 35mm, color, 90 min.
Actores: María Rojo, Arcelia Ramírez, Ximena Ayala y Nancy Gutiérrez.

INTRODUCCIÓN

            Tomaremos como referencia el filme Perfume de violetas de la cineasta mexicana Marysa Sistach, para abordar el tema de la violencia contra las mujeres, dentro y fuera del ámbito familiar; violencia de tipo sexual y psicológica, primordialmente. Todo esto, como parte de las relaciones humanas que se establecen en el contexto social de los actores (familia y escuela).

Dicha película centra su atención en la problemática de dos adolescentes de secundaria, cuyas vidas se desarrollan en una colonia marginada de la ciudad de México.

Perfume de violetas llama la atención porque integra en su relato elementos poco comunes en las películas nacionales, elementos considerados tabúes para la sociedad mexicana. Se aborda abiertamente el tema de la menstruación; la vida cotidiana de una madre soltera y el abuso sexual contra menores.

Se habla ya de las madres solteras como una situación común en nuestra sociedad; la que no implica, de primera instancia, el rechazo social contra la madre, ni la hija. Miriam –nacida fuera del matrimonio-- es una joven a quien no le importa saber quién es su padre.

La película deja ver que un hogar dirigido por un padre –del tipo autoritario, borracho y desobligado-- es violento, desconcertante, desquiciante, poco confiable e inseguro (Familia de Jessica). En cambio, donde no existe la figura paterna y la madre se convierte en la jefa de familia, el hogar se muestra apacible, cómodo, seguro, fiable. (Familia de Miriam)

De acuerdo a ciertas teorías del cine, la mirada femenina es distinta a la del varón. Cada cual centra su atención en los aspectos que considera más importantes, de acuerdo a su condición genérica (femenino/masculino), y a su manera particular de relacionarse con el mundo y sus semejantes.

Mientras que la mirada masculina ha sido construida convencionalmente como una mirada fragmentaria: fragmenta el tiempo -los relatos y escenas son breves-; fragmenta el cuerpo humano --ve sólo ciertas partes del mismo--: la mirada femenina es global, porque la visión de la cámara se amplía para ver todo un contexto y no sólo fragmentos de la figura humana y su entorno. (1)

La mirada femenina fue casi inexistente en la pantalla del cine comercial mexicano hasta hace poco más de dos décadas, a inicios de 1980, con el ingreso al medio cinematográfico de las primeras generaciones de cineastas egresadas del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) y el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), las escuelas más importantes de cine en nuestro país.

Tal es el caso de María Novaro, Busy Cortés y Marysa Sistach, entre otras. Ellas han participado en puestos clave, como lo es la dirección cinematográfica y la elaboración de guiones. Con esto, han aportado al cine, un nuevo modelo de representación de la realidad social mexicana.

 En el libro Derivas de un cine en femenino de Márgara Millán, Marysa Sistach refiere en entrevista, que la idea de su cine:

…Es mostrar a las mujeres mexicanas que no encajan ya en el modelo de representación cinematográfica del cine clásico nacional: la madre abnegada en su casa, o la prostituta del cabaret, sino que su objetivo es tratar a ese tipo de mujer que existe, pero de la cual no había ninguna referencia cinematográfica.

El trabajo y el gusto por el mismo, el disfrutar de la sexualidad, son características de mujeres en mis películas, --dice—, mujeres que no esperan casarse para resolver sus problemas vitales.2

 

ANÁLISIS DE CONTENIDO

            Para realizar el análisis del filme y lograr una interpretación crítica del mismo, utilizaré un esquema propuesto en el Manual de apreciación cinematográfica del profesor  Salvador Mendiola. De acuerdo a este esquema, se procederá a conocer la obra desde cuatro niveles de interpretación:

 Ø      Literal. La historia lineal que se cuenta en el filme.

Ø      Alegórico. Lo que se cuenta a través de metáforas. Lo que se puede entender en un segundo o tercer sentido, a través de los recursos propios del cine: locaciones, accesorios, sonidos…

Ø      Ético. Lo que deja ver y dice la película acerca del sistema de valores por el que se guía una sociedad determinada.

Ø      Anagógico. El contexto general y particular en que se realizó el filme.

  ANÁLISIS LITERARIO (La historia)

            La historia de Perfume de Violetas es la de una joven “problemática” llamada Jessica, que se integra a una secundaria a mitad del curso, luego de haber sido expulsada de su anterior colegio. En la nueva escuela, los compañeros la reciben con malos tratos. Sólo Miriam, reservada y apocada, la acepta y se convierte en su amiga inseparable.

El eje rector del relato es la relación amistosa entre Miriam y Yessica, jóvenes de secundaria, de 13 y 15 años de edad respectivamente, cuya estrecha amistad las lleva a vivir experiencias tan agradables como el bañarse juntas, el baile privado y exótico, la salida con muchachos de su edad. Y tan desagradables como el enfrentamiento con los compañeros de clase, las consecuencias del robo de un perfume y la riña entre ambas, que culmina con la muerte de una de ellas.

Las familias de las que provienen son muy distintas entre sí. Miriam no tiene padre. Su madre trabaja en una zapatería y se esfuerza por el bienestar de su hija, tanto en lo material como en lo afectivo. No obstante, no pueda dedicarle mucho tiempo, pues trabaja todo el día: y su hija pasa las tardes en casa; sin hermanos ni padre, en un ambiente de tranquilidad, aislamiento y soledad.

En tanto, Yessica forma parte de una familia caótica. Vive con su padrastro y hermanastro. Su madre es una mujer sumisa, cabizbaja. El marido es un hombre autoritario que no quiere a su hijastra y privilegia a su hijo. En dicho hogar persiste un ambiente hostil y de violencia intrafamiliar.

 Mientras tanto, en la escuela, los profesores arreglan los conflictos de adolescentes con castigos, desconocen los problemas que los aquejan y se muestran hostiles hacia ellos.

            

ANÁLISIS ALEGÓRICO

(Lo que deja ver el filme a través de alegorías.

Lo que se puede entender en un segundo o tercer sentido, a través de

los recursos propios del cine: locaciones, accesorios, sonidos...)

 La música

La realizadora trata de mostrar el caos de la historia de Yessica mediante la música experimental y estridente que tocan y escuchan los muchachos de esa colonia. Hace uso de esos sonidos para darle un toque documental al filme, al dar a conocer el tipo de música que ambienta la vida de los jóvenes en los barrios bajos de la ciudad de México.

            La música experimental electrónica da ambientación a los pasajes más crudos del relato y muestra las escenas como hechos fuera del control de quien los protagoniza, así como su desconcierto; donde el don de elección no existe, al menos para Yessica cuando es obligada a subir al microbús, donde trabaja su hermanastro, y es violada por el amigo de éste.

Mediante la música que se escucha de fondo se denota un ambiente de caos y desconcierto que en realidad nadie entiende, aunque todos están involucrados en él. Esta música de caos acompaña sobre todo a Yessica, más que a Miriam; la acompaña en sus momentos de mayor nerviosismo, que culminan con la falta de control sobre sus esfínteres. El caos que forma parte de la vida de Yessica se deja sentir en el film a través de la música carente de armonía, estridente y violenta que llega a formar parte de la historia como un personaje más, y que con su espíritu invade la cotidianeidad de los protagonistas.

Encontramos también accesorios como la ropa, que muestra también la, aparente, sin razón del caos. La ropa arrugada, sucia y desaliñada es parte, asimismo, del resquebrajamiento físico y moral de Yessica; en oposición a la ropa limpia, planchada y hasta perfumada que usa Miriam.

Asimismo, a través de un vocabulario agresivo e insultante Yessica se relaciona con los demás y es la única forma que tiene para defenderse de las agresiones de su entorno.

Por otra parte, vemos que la manera de caminar de Yessica habla de una muchacha que está mal de sus facultades mentales; o parece estar bajo los efectos de algún estupefaciente. Un caos que no comprende y cada vez se vuelve más un lío. Sólo tiene una certeza, lo “malo” en su vida son el padrastro y el hermanastro.

 El departamento de Miriam

La casa de Miriam se muestra como el gran refugio de las adolescentes. Conforme crece su amistad, Yessica comienza a pasar más tiempo en esa casa; donde no hay adultos, sólo ellas. Espacio que se muestra como el paraíso terrenal, donde las jovencitas son dueñas de su mundo y libres de hacer lo que quieran sin que nadie las moleste.

Las jóvenes se muestran a sí mismas sin tapujos: se bañan juntas, se miran los cuerpos desnudos sin prejuicios. Miriam, la chica seria de la historia, se desborda con su gran amiga: se pinta la cara, hace sonar la música a gran volumen, y baila y canta ante la vista atenta de su amiga.

 La idea de la familia

La película va a dejar ver que un hogar sin varones es más apacible que otro, donde las mujeres son dueñas de su espacio, de su tiempo y de sus propias vidas. En la casa de Miriam, donde la mamá es la proveedora, no hay un varón que las mande, ni las manipule en ningún sentido.

La madre ejerce su vida sexual fuera de su casa y ello no le implica el yugo del varón. No se ata a él sentimentalmente, ni se lo impone a su hija como “padre”. Ella muestra que no necesita vivir con un varón para salir adelante con los gastos de una casa o la crianza de su hija. No depende de él económicamente; ni espera casarse para resolver sus problemas vitales.

En esa nueva manera de conformar una familia sin padre, la hija gana a cambio –sugiere la película- la anulación del dominio del varón como padre; dominio que se expresaría en malos tratos, en la necesaria sumisión hacia él y en la obligada servidumbre: lavarle, plancharle, darle de comer, etc. Por el contrario, se ve a una hija que no realiza ninguna labor doméstica, y que está dedicada sólo al cumplimiento de las tareas escolares.

Se trata de una familia en la que se estrechan los lazos afectivos entre la madre y la hija, al grado de que las relaciones entre ambas es relajada, cual si se tratara de dos amigas.

Contrariamente a esto, vemos que en el caso de Yessica, el espacio de la pequeña casa tiene que compartirlo con varios hermanos. No tiene un espacio propio para hacer sus tareas, las hace en el comedor, pero es interrumpida constantemente por su madre que le exige atender al hermano: que le sirva la comida, le levante el plato, le planche la camisa... 

Entre Jessica y su madre no existe un lazo de amistad. Sólo cuando no están los varones en casa, se presenta el momento propicio para el acercamiento; la madre se sienta al lado de su hija y le pregunta sobre lo que está dibujando. Por primera vez la voz de la madre se escucha tierna.

Cuando no hay varones la vida de las mujeres es apacible, tranquila, relajada. Las escenas que así lo muestran son diversas, como por ejemplo: En la casa de Yessica el padrastro le habla con gritos a la madre y le reclama el hecho de que Yessica no trabaje; ella debería dejar la escuela para contribuir al gasto familiar, dice. El hermanastro reclama de igual manera, los servicios domésticos de su hermana, y la acusa con la madre de incumplir con sus labores. La madre, bajo el dominio del marido y del hijo, le reclama a la hija el no cumpla con sus obligaciones de mujer: planchar, lavar trastes y servir la mesa.

Fuera del hogar, el hermanastro obtiene una ganancia extra del cuerpo de su hermana; se la presta a un amigo a cambio de dinero.

Encontramos una familia conformada por un padrastro, la madre y los hijos, donde reina el caos, la violencia, los abusos del marido hacia la esposa y del hijo hacia la hermana; un alejamiento de los intereses comunes a cambio de los intereses particulares y egoístas, falta de cariño y crecimiento de odios y rencores.

 Nadie te oye

Esta consigna que es el subtítulo de la película, se ve reflejada en varios momentos de la historia: La menstruación que llega a Yessica de manera abrupta por el hecho de la violación de que es víctima, es una condición que queda silenciada por ella misma. No le dice a nadie aunque todos lo advierten, desde sus compañeros de clase, sus maestras, la madre de Miriam; y Miriam, a quien tampoco le comenta nada, a pesar de ser su única amiga. En ese aspecto nadie la escucha, sólo la critican, por ser sucia, por no tener vergüenza, por no tener respeto hacia los demás.

En cuanto a la violación sexual, ella lo mantiene también en silencio. Cuando Miriam le sugiere que le diga a su mamá, responde que no, pues no le va a creer. Por el contrario, la va a regañar porque la cree una muchacha problemática, que, además, coquetea y se muestra fácil ante los muchachos. No, mejor no decir nada, pues aún diciéndolo, nadie le creería.

Nadie la oye a Yessica, ni las maestras en la escuela, ni su madre. No tiene a quien acudir; su amiga Miriam es demasiado ingenua y pequeña para entender sus problemas, por eso mejor calla y anda por el mundo como si nada le importara.

Su presencia desagrada a los demás porque no se arregla, no se baña y no sabe comportarse; se defiende a golpes y no respeta a la autoridad: los maestros, el hermanastro, al padrastro, los compañeros de la escuela, quienes la provocan y luego la acusan de ser la iniciadora de los pleitos. Ella recibe siempre los castigos.

Las maestras se dan cuenta de su situación cuando las marcas del maltrato físico en su cuerpo son contundentes. Le piden que hable, que mencione quién es su agresor; pero ella calla otra vez. No le tiene confianza a nadie. A nadie le dirá lo que le pasa. Vive en el silencio.

La historia desemboca con el reclamo de Miriam hacia Yessica. Le reclama ser una ratera y una puta, y ante esta palabra, forcejean hasta que Miriam es empujada, cae y recibe un golpe mortal en la cabeza.

El escenario es el baño de la escuela; en un momento en que los alumnos ya salieron de clases y se han ido, lo mismo que los maestros. No hay nadie ahí; el lugar se vuelve un inmueble enorme y vacío. Nadie se da cuenta de ese incidente, al menos de manera inmediata.

Ahí culmina una historia de silencio, donde nadie se da cuenta de nada y nadie oye nada; y cuando lo hacen ya es demasiado tarde.

 

                                                           ANÁLISIS  ÉTICO

(Lo que deja ver y dice la película acerca del sistema de valores por  el cual se guían los hombres de un grupo social determinado).

             La película nos presenta un barrio marginal, donde existe una carencia de valores entre los miembros de esa comunidad. Se trata de un grupo social que vive en la incredulidad y ha perdido la esperanza de que las cosas puedan mejorar. Se cometen fechorías, abusos, crímenes, y ya no hay temor a nada ni a nadie. La impunidad reina en ese caótico barrio.

Ya no se cree en un dios, ni se integran la gente a una doctrina religiosa. No se cree siquiera ya en la familia como el refugio ante las adversidades del exterior. Los vicios se gestan desde el propio núcleo familiar y de ahí se propagan hacia la sociedad.

El filme deja ver que el hogar no es el lugar, como se cree, donde a pesar de todo reina el amor fraternal; sino que es el lugar más propicio para que los de mayor jerarquía cometan injusticias en contra de los seres más vulnerables del grupo: las mujeres y los niños.

En esa relación padrastro-hijastra se evidencia una falta total de comunicación, no hay ni una sola ocasión en que entre ellos medie palabra alguna, ni siquiera un gesto. A ninguno de los dos les interesan las relaciones humanas.

Persiste el odio, el resentimiento y la noción de que “el otro” será importante sólo en función de su posibilidad de generar recursos económicos. Bajo ese criterio, Yessica  constituye la persona más despreciada de su hogar.

Ante lo cual, el hermanastro, sin escrúpulos, busca la manera de explotar a la hermanastra y obtener, a través de ella, ganancias inmediatas. Por ello inicia una serie de complicidades con el compañero del microbús donde trabaja. A él le alquila a su hermana, a cambio de dinero. Lo que tiene valor para el hermano son las cuestiones materiales, las humanas no existen.

La vida en ese barrio se torna en la lucha por la supervivencia; y sólo sobrevivirá el más fuerte, el más astuto. Yessica es violada una y otra vez, a plena luz del día; y la gente del barrio parece no ver nada. Cuando Miriam es testigo y corre desesperada en busca de ayuda, va con su madre y le platica; ésta se muestra indiferente y hasta agresiva con sus comentarios, dice que Yessica se lo busca.

Un paraje solitario es el escenario propicio para que los muchachos puedan cometer fechorías. Y no existe tampoco vigilancia alguna por parte de las autoridades policiales. No hay patrullas que recorran las calles. Éstas se omiten en el discurso de la película para manifestar que en este barrio no existe la autoridad judicial que imponga un orden.

La violencia se vuelve una cadena. Así, la madre de Jessica que recibe malos tratos del marido; se dirige a su hija de igual manera: con gritos, jalones e insultos. A su vez, Yessica se comporta rebelde en la escuela y reta a quienes la molestan. Y aflora a veces una fuerza salvaje, que la impulsa a desquitarse de los demás o a defenderse, y termina ejerciendo su fuerza, poder y dominio sobre alguien más vulnerable que ella, su amiga Miriam.        

Análisis Analógico

(El contexto general y particular en que se realizó el filme).

 

Perfume de violetas se filmó en el año 2000 en la ciudad de México, en el último año de gobierno del presidente Ernesto Zedillo. La historia está basada en la vida real de dos adolescentes, compañeras de escuela, cuya estrecha amistad culmina con la muerte violenta de una de ellas.

Tomada de la nota roja, la noticia de este suceso se convirtió en tema de la película; la que constituye una crítica hacia la sociedad que representa; así como una crítica al machismo y al sexismo de la cultura latinoamericana.

             Las jóvenes actrices Ximena Ayala y Nancy Gutiérrez surgen de un laboratorio de teatro callejero, organizado por la directora, Marysa Sistach; y alternas sus actuaciones con actrices de la talla de María Rojo y Arcelia Ramírez.

Marysa Sistach nació en la ciudad de México en 1952. Su padre catalán y su madre de origen Francés llegaron a México huyendo de la guerra civil española y se instalaron primero en Veracruz y luego en la ciudad de México.

Estudio antropología en la Universidad Iberoamericana. Aún estudiaba cuando se casó y tuvo un hijo. No terminó la tesis de licenciatura. Le llamaba la atención el cine, por ello ingresó al Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC). Sus primeros trabajos fueron Zelda, la mujer de Scout Fitzgerald, y  Habitación 19”.

 Contexto político

Ernesto Zedillo; presidente con quien se rompe la trayectoria ininterrumpida del triunfo de los candidatos del PRI a la presidencia de la República durante 69 años; es considerado el artífice de la apertura política mexicana, que permitió en julio de 1997 la victoria electoral de Cuauhtémoc Cárdenas como jefe de gobierno del Distrito Federal, en la misma fecha en la cual el PRI dejaba de poseer la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados.

Por primera vez en la historia de nuestro país, el PRI convocó a sus afiliados para elegir al candidato a la presidencia. El método anterior del dedazo (nominación directa a cargo del presidente saliente) había quedado en el pasado. Francisco Labastida se convirtió en el candidato presidencial del PRI, al ganar las elecciones internas de su partido.

Labastida fue derrotado en las elecciones presidenciales del 2 de julio de 2000, por el candidato de la Alianza por el Cambio, integrada por el Partido de Acción Nacional (PAN) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Vicente Fox Quesada.

Contexto económico

Durante todo el sexenio zedillista se enfrentaron vertiginosas subidas de la inflación. La crisis cambiaria que se presentó a finales de 1994 y principios de 1995 fue provocada por la combinación de la alta inflación y de un déficit de aproximadamente 30.000 millones de dólares.

El entonces presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, dirigió un esfuerzo internacional de rescate económico para México, en el que participaron el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, y se planteó un programa de apoyo con préstamos y créditos por un valor de 50.000 millones de dólares.

Las condiciones impuestas a México por estos organismos fueron el establecimiento de un programa de austeridad, así como la continuación de la privatización de las principales empresas públicas: ferrocarriles, plantas petroquímicas/ eléctricas y aeropuertos.

 

Contexto cultural/ El cine después de 1980

El 2000 fue el año del resurgir de la industria cinematográfica mexicana, que sacó a la luz un total de 27 proyectos. Parte de este éxito se debió a la aparición tres años antes de dos productoras y distribuidoras privadas Amaranta Films y Altavista Films, que renovaron el panorama con películas como El evangelio de las maravillas (1998, de Arturo Ripstein) o Amores perros (2000, de Alejandro González Iñárritu). A esto se sumó la aparición de una nueva generación de realizadores entre los que se encuentran Beto Gómez (El sueño del caimán, 2000), Marysa Sostach (Perfume de Violetas, 2000), Alfonso Cuarón (Y tu mamá también, 2001) y Guillermo del Toro (El espinazo del Diablo, 2001), entre otros.

A partir de 1985 se asistió a un resurgir del cine mexicano, si no en la cantidad o en la fortaleza de la producción sí al menos en cuanto al interés y la calidad del cine realizado. A estos logros ha contribuido el apoyo financiero del Fondo de Fomento a la Calidad Cinematográfica instituido por el gobierno, y el de otras instituciones, como la Universidad Nacional Autónoma de México o la Universidad de Guadalajara, apoyos que unidos a la calidad de la formación del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) ha permitido la realización de producciones capaces de competir en los mercados exteriores.

Entre éstas habría que destacar las películas de Arturo Ripstein Principio y fin (1993) y El callejón de los milagros (1994), basadas en las novelas homónimas del escritor egipcio Naguib Mahfuz. La segunda, con guión adaptado de Jorge Fons, fue galardonada en 1996 con el Goya de la Academia de Cinematografía Española a la mejor película. Del escritor colombiano Gabriel García Márquez adaptó en 1998 el relato El coronel no tiene quien le escriba. Otros realizadores destacados son Jaime Humberto Hermosillo, con La tarea (1991), y la directora María Novaro, con Danzón (1991), El jardín del Edén (1994), sobre los ‘espaldas mojadas’ que tratan de cruzar la frontera estadounidense en busca de la prosperidad soñada, o Diego (1986), documental de ficción sobre el pintor Diego Rivera.

Mención aparte merece Alfonso Arau, autor de las más comerciales Como agua para chocolate (1992), nominada al Goya en 1993, y la producción estadounidense Un paseo por las nubes (1995), nuevo ejemplo de la relación del cine mexicano con EEUU. Este país continúa absorbiendo el potencial humano mexicano y, aunque facilita la formación de excelentes técnicos, también lo despoja de algunos de sus representantes más brillantes. Este hecho ha dificultado en buena medida el desarrollo de una industria nacional propia y sólida.

NOTAS

 Zavala, Lauro, Elementos del discurso cinematográfico, Ed. UAM, México, 2003. En apartado El sistema de miradas en Danzón, p. 77.

2.- Márgara Millán, Derivas de un cine en femenino, Ed. UNAM, México, 1999; págs. 160-161.

3. Para abordar el análisis Alegórico sería necesario conocer las alegorías y metáforas mediante los recursos propios del cine como son: la música, la fotografía, los movimientos de cámara, el tratamiento del tema mediante los discursos verbales; las miradas, los gestos, los silencios, los ruidos, etc.; sin embargo, y debido a que dicho apartado requeriría de la elaboración del decoupage de al menos una escena y, en vista de que ello nos llevaría a ocupar varias cuartillas, de cuales no se dispone para el presente trabajo; me limitaré a tratar aspectos generales como la música, los espacios y las generalidades donde se deja ver la autoridad del varón, así como la indiferencia de los adultos hacia los adolescentes.   

4 Márgara Millán. O.p. Pág.145

 

Bibliografía

  • Ferro, Marc, Cine e historia, Barcelona, Gustavo Gilli; 1980, 175p.

Gomezjara A. Francisco, Sociología del cine, Ed. Sep-Diana, México, 1973, 182 pp.

  • Mendiola Salvador, Hernández Reyes Ma. Adela, Manual de Apreciación Cinematográfica, Ed. UNAM-ENEP Aragón, México, 1993.
  • Millán Márgara, Derivas de un cine en femenino, Ed. UNAM, México, 1999, 234 pp.
  • Moinsivais, Carlos, “Las mitologías del cine mexicano”, Inter medios, México, 1986, pp 12-23
  • Rosenstone, Robert A., El pasado en imágenes. El desafío del cine a nuestra idea de la historia, Barcelona, Ariel, 1992.
  • Zavala, Lauro, Elementos del discurso cinematográfico, Ed. UAM, México, 2003,159 pp.

 

Ficha Técnica:

Género : drama Dirección : Marysa Sistach. Guión: José Buil y Marysa Sistach
Asistente de Dirección: Lucia Gajá
Producción: CNCA, FOPROCINE, IMCINE Distribución: Videocine
Reparto: Ximena Ayala, Nancy Gutiérrez, Arcelia Ramírez, María Rojo
Luis Fernando Peña, Gabino Rodríguez, Pablo Delgado, Clarisa Malheiros
Soledad González
Duración: 1 hora 30 minutos Clasificación B País de Origen: México

 

Principal | La crisis de valores | La conformación de la Nación Norteamericana | Perfume de Violetas | PRUEBA | Historia Antigua de México

Mi sitio favorito 28 de octubre de 2005